La Norma ISO 14001:2015: los cambios en su enfoque

A primera vista, puede parecer que los cambios significativos son los relacionados con el análisis de entorno y partes interesadas, cambios orientados fundamentalmente al hermanamiento con su norma homóloga en la gestión de calidad, la ISO 9001:2015. Pero ahí no radica su cambio y trasfondo más importante. Su enfoque global e innovación más relevante se imprime en lo que se denomina Perspectiva de Ciclo de Vida Ambiental.

Pero, ¿qué es esto?, nos preguntaremos, incluso leyendo las definiciones que ofrece la propia norma, especialmente la referente al Ciclo de Vida. Pues esto, es sencillamente una gran oportunidad. Una oportunidad para elevar el prisma desde el que miramos nuestra contribución e impacto sobre el medioambiente.

La Norma ISO 14001:2015 es una gran noticia para cualquier organización que desee contribuir al desarrollo sostenible a nivel global, desde su capacidad de influencia local.

Las tendencias actuales sobre medioambiente

En los últimos años han surgido 2 grandes principios de gestión medioambiental a nivel global:

1. El primero tiene que ver con la globalización y con nuestro comportamiento medioambiental en un mundo globalizado. Todos conocemos la expresión “Piensa globalmente, actúa localmente”. Si somos capaces de pensar en las grandes cuestiones medioambientales, y aterrizar dichas cuestiones en las mejoras que podemos aplicar en nuestra organización, estaremos desplegando dicho principio.

2. El segundo tiene que ver con nuestra capacidad de mirar “río arriba” y “río abajo” cuando pensamos en nuestra capacidad de influencia medioambiental. Si somos capaces de identificar y analizar qué impactos ambientales provocamos desde nuestras cadenas de suministro y diseño de producto, estaremos mirando “río arriba”. Analicemos los impactos que producen por ejemplo nuestros proveedores en la fabricación de nuestros insumos, así como en los aspectos ambientales relacionados con los procesos de transporte de los mismos hasta nuestras instalaciones. Si además nos preocupamos en saber qué ocurre con nuestros residuos e instalaciones una vez que dejan de ser útiles, estaremos mirando “río abajo”. Investiguemos si los residuos que producimos se recuperan o destruyen en su gestión final, o si las instalaciones que explotamos podrán ser desmanteladas fácilmente o reutilizadas para otra actividad.

La mejora de la gestión medioambiental

Ambos enfoques son fundamentales para posicionar el desempeño medioambiental de nuestra organización en una visión más amplia, comprometida y global.

Por tanto, si podemos aplicar los 2 principios anteriores, dentro de nuestra capacidad de influencia, estaremos evaluando nuestro desempeño ambiental desde la llamada Perspectiva de Ciclo de Vida, que introduce la nueva Norma ISO 14001:2015. Articular esta perspectiva de forma coherente, dentro de nuestro sistema de gestión ambiental, nos permite potenciar un compromiso global desde una actuación local, así como desarrollar objetivos y metas ambientales de manera creativa, más allá de nuestro control operacional cotidiano.

Como consultores especializados en Normas ISO, llevamos años implantando sistemas de gestión en todo tipo de organizaciones. La gestión medioambiental, según la Norma ISO 14001:2015, se ha convertido en un requisito casi ineludible para cualquier organización que desee cumplir con unos niveles de calidad y cuidado medioambiental óptimos. En EBV te acompañamos en la implantación de estos sistemas, y en su correcto mantenimiento, logrando gestionar el aspecto ambiental de forma apropiada.

¡Comparte este contenido!