La RSE: Palanca para la transformación de la sociedad

El Grupo lleva en su acrónimo, EBV, la palabra y el concepto de la “Excelencia” en la gestión y los resultados, identificando así nuestro propósito estratégico desde su decisión de creación en 2002, año en el que los socios hicieron sus aportaciones. Hemos recorrido en EBV 18 años de larga ruta de aprendizaje profesional, ayudados e impulsados fuertemente por las necesidades e iniciativas de los clientes, que han contribuido con su soporte a la sostenibilidad de la empresa.

La consultoría de gestión basada en referenciales o estándares internacionales y la excelencia en la gestión, con los modelos europeos (EFQM) e iberoamericano, han sido etapas iniciales que nos han facilitado el camino para dar soluciones propias a los problemas comunes de gestión en la Dirección.

En el año 2009 y siguientes a la crisis, se nos ha presentado de forma absolutamente patente la oportunidad para cambiar el paradigma de gestión de las organizaciones. Se han hundido empresas que hacían las cosas bien; pero el escenario se movió y cayeron miles de estas empresas, sobre todo medianas y pequeñas.

Hemos entendido con claridad la necesidad de centrar el enfoque de la gestión de las organizaciones en la clarificación de la estrategia y en la eficacia de su despliegue. La lección clave aprendida consiste en que hay que “hacer bien lo correcto”. Necesitamos una estrategia correcta y un desarrollo apropiado si queremos tener posibilidades de éxito ante el desafío de la sostenibilidad.

Con el objetivo de aumentar la capacidad de “hacer bien lo correcto” hemos desarrollado dos palancas para gestionar el cambio.

Palancas para la gestión del cambio

Hemos creado primero una base conceptual (Modelo e) sencilla y a la vez sólida para facilitar la comprensión de la gestión de la estrategia y de los procesos, con una lógica fácilmente entendible. Esta base se inspira, por un lado, en la literatura profesional existente sobre estrategia empresarial, y por otro lado, en los principios y herramientas de gestión avanzados. Hemos aspirado a desenredar la interminable madeja existente en la jungla de la literatura profesional sobre dirección estratégica, buscando soluciones fáciles de entender y sobre todo fáciles de aplicar.

Las soluciones conceptuales son insuficientes si el diseño abstracto no se traduce en un resultado concreto, operativo y tangible, en un producto visible, tecnológicamente moderno, fácil de usar, con altas prestaciones y económicamente accesible.

La parte tangible de las soluciones se materializa en el desarrollo de un portal de aplicaciones (Excellence Manager) con más de veinte utilidades con el objeto de facilitar la tarea de clarificar la estrategia y desarrollarla a través de las operaciones.

La innovación no es innovación si el resultado no puede ser comprendido con facilidad, visualizado, comunicado y aplicado con comodidad, y con un beneficio que supere ampliamente su coste económico. Si la solución no se democratiza y generaliza por su simpleza y alta utilidad en las organizaciones, difícilmente podemos hablar de innovación.

La RSE como núcleo del proyecto empresarial

En el modelo de gestión de la estrategia de EBV, la RSE forma parte indisociable de los principios, propósitos e iniciativas y proyectos que se incorporan a la estrategia del negocio. En este modelo de gestión estratégica y en las aplicaciones informáticas incorporadas al portal de gestión, se han considerado herramientas concretas para la gestión con enfoque RSE, tales como el análisis de los grupos de interés, la materialidad y la recogida de indicadores para incluir en las memorias de sostenibilidad.

Creemos que es un error grave considerar la RSE como algo ajeno al negocio, como una capa exterior de maquillaje para embellecer las organizaciones o disimular los defectos. Una estrategia de RSE que no sea consustancial al modelo de negocio no será sostenible. Las operaciones artificiales de puesta al día con la moda RSE hacen más vulnerables e inconsistentes a las organizaciones. Su impostura se detecta con facilidad en los grupos de interés y se arruina el apoyo que las organizaciones necesitan de estos grupos para alcanzar con éxito su visión.

Los tiempos requieren, de forma inaplazable, directivos con mentalidad estratégica. Directivos con un perfil ético y profesional consistente con las demandas de la sociedad actual, verdaderamente comprometidos con la sociedad y con los grupos de interés críticos para las organizaciones que lideran.

Son varios los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) sobre los que las organizaciones pueden tener un impacto claro, unas veces de forma directa y otras de forma indirecta, pero siempre importante para avanzar en el logro de los propósitos señalados por el Pacto Mundial con su formulación de los objetivos 2020-2030. La Dirección y líderes de las organizaciones no pueden inhibirse y dejar el momento del compromiso, como una moda pasajera, no siendo tal cosa. Estamos ante un fenómeno social generalizado de toma de conciencia sobre la necesidad de un cambio social y la importante aportación que pueden hacer las personas y las organizaciones. Se trata de responder de forma eficaz ante la preocupación creciente por asegurar un mundo sostenible.

Consultoría y Responsabilidad Social Empresarial

Entendemos que la consultoría tiene una función de bisagra entre los avances que se producen en el campo de la ciencia de la dirección, y los avances tecnológicos que facilitan la aplicación práctica de las soluciones en las organizaciones.

Esperamos haber acertado en nuestro propósito al crear y proveer a nuestros clientes de estas herramientas que operan como palancas de transformación potentes para la Dirección en el campo de la gestión de la estrategia de los negocios, con un enfoque profesional que incluya los compromisos de la empresa con la RSE.

Somos profesionalmente felices al aportar nuestro grano de arena para la transformación de la sociedad, con soluciones conceptuales y operativas avanzadas para gestionar de forma sostenible el éxito estratégico de los negocios.

Nos convence el lema del Pacto Mundial: “Ayudar a cambiar el mundo a través de los negocios”

¡Comparte este contenido!